¿Tienes cucarachas en tu casa o establecimiento? Las cucarachas son una de las plagas más comunes de las ciudades y, al ser resistentes y escurridizas, resulta difícil deshacerse de ellas. Por eso te recomendamos contratar a profesionales para que se hagan cargo del problema. En DCPlagas te ayudamos con nuestros técnicos certificados y experimentados a erradicar la plaga haciendo la fumigación de cucarachas que necesitas.

 

👍 ¿Cómo realizamos la fumigación de cucarachas profesional?

 

El primer paso siempre es hacer una evaluación de la situación. Por eso, contactamos contigo y concertamos una visita para inspeccionar el alcance de la plaga. Según nuestras observaciones, te propondremos una solución a medida para asegurarte los mejores resultados y esbozaremos el presupuesto. En el día pactado, nuestros profesionales vendrán a tu casa o negocio a realizar la fumigación de cucarachas y aplicarán todos los procesos necesarios para acabar con esta plaga.

✔ La fumigación de cucarachas se hará con los sistemas más novedosos y más seguros para las personas, y el tratamiento que se llevará a cabo tiene una efectividad garantizada. Para situaciones especiales hacemos fumigaciones en la mayor brevedad de tiempo posible.

 

fumigacion de cucarachas

 

👉 Pasos de la fumigación de cucarachas

 

  • Primero tendrás que contactar con DCPlagas para concertar una visita.
  • Vendremos a hacerte una inspección de las zonas afectadas para encontrar el origen y la especie de las cucarachas y valorar el mejor procedimiento.
  • Te indicaremos cómo prepararte: retirando muebles, aislando la zona…
  • Volveremos para proceder a la aplicación del tratamiento integral y fumigación de cucarachas.
  • Te daremos recomendaciones de seguridad y mantenimiento.
  • Si es necesario, realizaremos una segunda visita para asegurar la eficacia de la fumigación de cucarachas.

 

👍 Consejos antes y después de la fumigación de cucarachas

 

  • Sigue siempre las indicaciones de nuestro técnico antes y después de la fumigación de cucarachas.

Para eliminar el máximo de cucarachas e impedir su proliferación, es importante no dejar restos de comida de las que se puedan alimentar. Hay que pasar la aspiradora y barrer periódicamente. También hay que evitar dejarles sitios donde puedan esconderse, por lo que hay que retirar bolsas de basura, cartones, etc. y hacer un mantenimiento de limpieza de desagües y sumideros. No hay que retirar las trampas antes de tiempo, ni tampoco otros productos que pueda haber aplicado el técnico para hacer un control o tratamiento.

 

👉 ¿Qué tipos de cucaracha hay?

 

Los tres tipos más comunes de cucarachas que encontramos en las ciudades españolas son:

  • Americana: Cucarachas nocturnas de gran tamaño, de unos 3 a 5 cm, de color rojizo. Provienen de las alcantarillas.
  • Germánica: Especialmente terrestres, grandes caminadores y trepadores que casi no vuelan porque tienen las alas reducidas o ausentes. Tres pares de patas iguales y largas, antenas largas y al final del cuerpo presentan dos cercos cortos. Tienen dos líneas oscuras muy características en la parte superior del cuerpo. La longitud del adulto es de 15 a 20 mm. Son de hábitos nocturnos.
  • Oriental: Cucaracha de 25 a 32 mm, de color marrón oscuro o negro brillante, con grandes antenas. Les gusta vivir en lugares húmedos y oscuros como sótanos, debajo de fregaderos y picas.

 

👉 ¿Por qué tengo cucarachas en mi casa o establecimiento?

 

Las cucarachas suelen habitar en zonas donde hay una temperatura moderada o alta que beneficie su reproducción. Se caracterizan por las capacidades de adaptación a diferentes ambientes y por ser una de plagas más difíciles de eliminar. Se sienten atraídas por la humedad, los restos de comida e incluso por el papel y los tejidos. Así que normalmente los motivos por los que te han entrado las cucarachas en casa son:

 

  1. Porque tienes algún defecto estructural en la vivienda, como grietas o ventanas abiertas en zonas comunes en bloques de pisos.
  2. Las cucarachas se mueven por las alcantarillas y de allí suben por los desagües, sumideros y fisuras en los bajantes de nuestras casas.
  3. Tú mismo has trasladado los huevos sin darte cuenta y has metido la plaga en casa.